Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Poesía’ Category

¡Tengo una vida curiosa, señores! Como a Gloria Fuertes me pasan cosas, sí. Buenas, muy buenas. Y malas, malísimas. Y gozo con el amor y con la amistad, como Falstaff; mas sufro con la mentira, con la traición y con la doblez. Como Hamlet.

Pasan cosas, sí, he descubierto esta preciosa pieza de Gloria Fuertes que podéis leer al final. La poesía provoca en cada lector sensaciones diferentes, y a mí esta maravilla me ha trastocado. La oí en la radio, me quedé con un verso y lo escribí en Google. Lo gugleé como dicen los anglosajones, y me pasmé.

Celebramos en 2017 el centenario de esta poetisa genial, ligada a la generación del Postismo, muy conocida por su participación en “Un globo, dos globos, tres globos”. ¡Hay que joderse!

Era una de las grandes autoras españolas del siglo XX, a la altura de Gabriela Mistral. Gloria Fuertes decía cosas sobre la poesía tan bellas como que “antes de contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa”.

Nunca fue reconocida en este país ingrato y antipático. Y es que lo tenía todo en contra: era mujer, lesbiana y pobre.

Este verso de Gloria Fuertes, señores, me ha atravesado el pecho como la espada envenenada de Laertes. ¡Son cosas que pasan y hay que decirlo!

¡Hago versos, señores!

Hago versos señores, hago versos,
pero no me gusta que me llamen poetisa,
me gusta el vino como a los albañiles
y tengo una asistenta que habla sola.
Este mundo resulta divertido,
pasan cosas señores que no expongo,
se dan casos, aunque nunca se dan casas
a los pobres que no pueden dar traspaso.
Sigue habiendo solteras con su perro,
sigue habiendo casados con querida
a los déspotas duros nadie les dice nada,
y leemos que hay muertos y pasamos la hoja,


y nos pisan el cuello y nadie se levanta,
y nos odia la gente y decimos: ¡la vida!
Esto pasa señores y yo debo decirlo.

Todo asusta, 1954. Gloria Fuertes

Google en el Mobile World Congress 2017. Foto AB

Anuncios

Read Full Post »

Sonata de Madrid

Llega otro invierno, cincuenta y cuatro ya, y sin embargo…

Debería puntear cada otoño, cada estación. Dotar de personalidad y nombrar a cada una de ellas, hasta hacerlas únicas. No son tantas estaciones las de una vida, cualquier estudiante mediocre sería capaz de recordarlas una a una.

Las estaciones se suceden sin dejar una huella perenne; se deforman y mezclan difuminándose en un inabarcable río del que no se ve la otra orilla. Un Amazonas ocre que se lo traga todo.

Este otoño de 2015 es especialmente ocre. Y acre también. La contaminación ha puesto un sombrero hongo a la ciudad. Quizá lo recuerde para siempre como un burlón Charlot caminando con sus raídos pantalones hacia el horizonte.

IMG_2205

Read Full Post »

Hay quien afirma que el Ebro es un afluente del Híjar y hay quien dice justo lo contrario. Yo veo que el Híjar está más arriba, hacia el pico Tres Mares, y que Fontibre está más abajo.

Jorge Manrique afirmaba que la vida son los ríos que van a dar a la mar. No sabía porque no conocía a Charles Darwin que la vida es río, y que antes de ser río fue polvo de estrellas. Y sin embargo en su aguda visión de la vida relatada en las coplas a su padre muerto, dio en el clavo existencial.

Yo vuelvo a ser río sin tinta tras muchos días sin escribir en mi blog.

En Espinilla, Valle de Campoo, Cantabria, el 29 de agosto de 2015

 El río Híjar desde el puente que lo atraviesa en el camino entre Barrio y Espinilla, Cantabria

Read Full Post »

Wislawa Szymborska (1923-2012)

Wislawa Szymborska (1923-2012)

Wislaba Szymborska (1923-2012) era una poetisa polaca de la que no había leído nada con anterioridad. Hasta ayer. Gracias a uno de los mejores periodistas que tenemos en España, Miguel Ángel Aguilar, descubrí este poema, “Contribución a la estadística”, que sitúo en mi particular Olimpo junto a otra debilidad: “No volveré a ser joven” de Jaime Gil de Biedma.

Cada uno de los versos “estadísticos” es mejor, más tierno, más humano, más frío y más cierto que el anterior. Así describe la obra de esta autora la web oficial de los Premios Nobel:

“The Nobel Prize in Literature 1996 was awarded to Wislawa Szymborska “for poetry that with ironic precision allows the historical and biological context to come to light in fragments of human reality.”

CONTRIBUCIÓN A LA ESTADÍSTICA

De cada cien personas,

las que todo lo saben mejor;
cincuenta y dos.

las inseguras de cada paso:
casi todo el resto.

las prontas a ayudar,
siempre que no dure mucho:
hasta cuarenta y nueve,

las buenas siempre,
porque no pueden de otra forma:
cuatro o quizá cinco,

las dispuestas a admirar sin envidia:
dieciocho,

las que viven continuamente angustiadas
por algo o por alguien:
setenta y siete,

las capaces de ser felices:
como mucho veintitantas,

las inofensivas de una en una,
pero salvajes en grupo:
más de la mitad seguro,

las crueles
cuando las circunstancias obligan:
eso mejor no saberlo
ni siquiera aproximadamente,

las sabias a posteriori:
no muchas más
que las sabias a priori,

las que de la vida no quieren nada más que cosas:
cuarenta,
aunque quisiera equivocarme,

las encorvadas, doloridas
y sin linterna en lo oscuro:
ochenta y tres,
tarde o temprano,

las dignas de compasión:
noventa y nueve,

las mortales:
cien de cien.

Cifra que por ahora no sufre ningún cambio.

Read Full Post »

Tendemos los humanos a poner lacitos al tiempo, empaquetándolo en unidades de 365 giros de la tierra sobre sí misma y uno alrededor del sol (en realidad 365 más 6 horas). Finaliza el duro invierno y se adivinan días más largos y futuras cosechas; celebramos que comienza un nuevo viaje alrededor del sol. Las negras sombras que nos han apesadumbrado seguirán ahí mañana y las alegrías que nos han mantenido vivos en ese periplo, también. Pero nos gusta soñar, como a los niños cuando cierran sus ojitos despiertos, que mañana el monstruo habrá desaparecido y no acechará más bajo nuestra cuna.

El año 2013 es muchas cosas. Es un año más en la mochila ya bien cargada. Nos ha dejado algunas heridas en el corazón, junto a la colección de cicatrices aún frescas. Es el preludio del año 2014 en el que en Europa recordaremos con espanto el inicio de la primera Gran Guerra. Para pasmo de la humanidad, la Europa capaz de lo mejor y de lo peor, la cuna de la civilización occidental, dedicó la vida de millones de sus hijos a la más repugnante de las artes: la guerra.

2013 ha sido el año en el que los europeos hemos vuelto a aprender una lección que jamás debimos olvidar. A saber: en Europa manda Alemania. Nos han tratado a los países del sur (los que después de sentar las bases de la cultura mediterránea creyeron que el hedonismo y el epicureísmo eran para siempre) como irresponsables vividores y malos pagadores. Como alumnos díscolos que merecen sufrir las inclemencias de la pobreza, haciéndonos sentir culpables y merecedores de ello. Y es que conocen bien nuestro talón de Aquiles (esa parte de nuestro cuerpo que no fue sumergida en el río Estigia) que es nuestra vulnerable alma católica, pecadora y culpable desde el pecado original hasta la muerte.

En el plano personal intento no separar con lacitos las excursiones anuales alrededor del sol. Procuro ver la vida como un río heracliano en el que estoy sumergido cada dos por tres. Sólo por las noches o en periodos de meditación y ausencia, salgo del río y observo sus aguas. A veces bajan turbulentas, otras son un remanso puro y cristalino en el que apetece hundirse para siempre. Sus cálidas aguas acarician entonces mi cuerpo por dentro y por fuera.

El río otras veces ruge cabreado como si fuera el Atlántico a la altura del faro de Corrubedo. Y entonces acojona. Mas no hay más remedio que tirarse de cabeza e intentar bracear hacia la luz buscando el momento en el que el río se transforme de nuevo.

La vida es un largo río travieso e impredecible. Es el mismo para todos los seres humanos que poblamos la tierra, aunque ni todos sabemos nadar igual, ni todos tenemos la misma embarcación para surcarlo.

Así que ¡abróchense los cinturones que vamos a dar una vuelta más al sol!

¡Feliz año 2014!

20131230-125338.jpg

Read Full Post »

20130823-113311.jpg

Esto es lo que veo si miro por la ventana de mi oficina en Paseo de la Castellana. Nostalgia.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: