Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

Ayer en Donosti

Ayer hemos tenido el privilegio de presentar el piloto de pago con tarjeta contactless en el Ayuntamiento de Donosti. Santander junto a DBUS, la empresa pública de transporte de la ciudad, ha presentado con el alcalde Eneko Goia un proyecto que pone a Donosti en el ​mapa de las ciudades pioneras en ese campo.

Incluso hice mis pinitos en euskera, lo que agradecieron el alcalde y su equipo efusivamente.

En el vídeo de izquierda a derecha: Javier Vallejo director adjunto de DBUS; el que suscribe; el alcalde de Donosti Eneko Goia; Igor González director de DBUS; y Pilar Arana, concejala de Movilidad. Es la segunda capital del Estado que acomete un proyecto similar, tras el que pusimos en marcha recientemente en Madrid la EMT, MasterCard y banco Santander.


A partir de ahora los ciudadanos de Donosti podrán pagar con tarjetas de crédito y débito el billete sencillo. Los turistas que visitan la ciudad podrán pagar sin tener que sufrir engorrosos cambios de divisas y monedas.

Agur

Enviado desde mi iPhone

Anuncios

Read Full Post »

Las lecturas veraniegas deberían ser por definición popular, ligeras y amenas. Complemento perfecto de los paseos con la fresca, allá donde sea posible en esta península tan castigada por el sol, o de las tardes en la playa. Literatura sin más compromiso que el de rellenar unos momentos de asueto y no provocar conflictos dialécticos, que para eso tenemos el resto del año.

He devorado las más de seiscientas páginas de Patria, el afortunado regalo de cumpleaños de mi cuñada Elena, en dos semanas. Por cuestiones generacionales y personales me tocó vivir el terrorismo de ETA y el conflicto en Euskadi muy de cerca, y desgraciadamente, me tocó conocer a varios familiares de víctimas de la banda terrorista, ellos mismos víctimas a su vez.

El libro muestra sin adornos y al grano cómo se vivió en Euskadi esos cuarenta años en los que la sociedad vasca se fracturó en dos. En una estructura muy cinematográfica (habrá película si el autor lo quiere porque la novela es ya un guión) con imágenes precisas y preciosas sobre todo de Guipúzcoa y de su capital, Donosti, los personajes van entrando en acción como en una de esas películas maravillosas de Robert Altman, Short Cuts, o de Paul Haggis, Crash. 


Dos familias, cada una infeliz a su manera parafraseando a Tolstói, encarnan las dos caras de esa desgraciada odisea. Demasiado larga, demasiado dolorosa, demasiado cruel. Una de las familias a la que pertenece un miembro de ETA, la otra en la que uno de sus miembros es víctima de un atentado etarra. Y no cuento más.

No hay mucha política, hay mucha presentación y narración de los hechos a través de los personajes que relatan su participación en ese infierno, a veces en primera persona, otras en tercera, por el narrador-autor, que incluso aparece en uno de los capítulos del libro como escritor que quiere dar testimonio del horror. El mismo horror que describía mesándose la calva el coronel Kurtz-Marlon Brando en aquella película. 

Las vidas de cada uno de los personajes van creando una trama de relaciones sentimentales que enriquece la obra. El autor te lleva a su antojo por sus vidas personales consiguiendo que tengan autenticidad; la suficiente como para encariñar al lector con todos ellos al llegar a las últimas páginas. 

Y hay malos y buenos, y muy malos como Joxe Mari, miembro de ETA. Un personaje muy en la línea del Pasha Antipov (Strelnikov) de Doctor Zhivago, un aniquilador. Tan solo un matiz: el autor traza la vida y personalidades de la familia del etarra de manera un tanto maniquea. En el resto de la obra, la verosimilitud es marca de la casa. 

Los capítulos, breves, son cada uno un relato en sí mismo, se suceden vertiginosamente dejándote sin aliento. No puedes parar, es como un vídeo juego apasionante que te obliga a continuar con  una nueva pantalla hasta el amanecer. Y tiene la novela una estructura parecida a la de Rayuela, pero sin el caos fantástico que creó Cortázar en su obra maestra.

He de decir que hacía mucho, mucho tiempo que no me entregaba con tanto gusto al placer de la lectura. He tenido incluso que contener las lágrimas en el último capítulo, algo que confieso sin pudor para mostrar hasta qué punto Fernando Aramburu conmueve y remueve el alma. 

Por último, añadir que la política está, sí, al fondo, como presente tras un velo de nubes grises, frías y pesadas. Pero son las vivencias de los personajes los que narran la obra dramática que allí se representó en aquellos años de plomo. Los viví, repito, y desde Madrid sufrí también la anestesia que produjo la sucesión de atentados casi semanales en los infaustos primeros ochenta. Pasaron a ser parte de nuestra vida, y en este libro abres los ojos y descubres con espanto cómo se vivió allí.

Y el final, ese final. 

Agur,

Antonio Babío 

Enviado desde mi iPhone 

Read Full Post »

Las vacaciones empiezan y es un tiempo ideal para las reflexión. Vivimos días convulsos, de disrupción, de novedades tecnológicas y de cambios en la regulación, causados por esas innovaciones que no cesan.

Estas vacaciones en nuestro retiro en Cantabria estamos tirando abajo el interior de la vieja cabaña, porque la edificación sigue tal como la diseñó el arquitecto original. Pero por dentro hemos entrado con la motosierra y no ha quedado ni rastro de la anterior distribución. Hemos comprado en ikea.com (por cierto, uno de nuestros mejores y más queridos clientes, queridos Céline y Bruno) lo necesario para que la vieja cabaña tenga todo lo que necesita un ciudadano del siglo XXI. En la vieja casa Europa la PSD2 va a revolucionar la vetusta estructura del sector de los medios de pago para dotarla de nuevos lustre y esplendor. Los nuevos PSP y AISP, los TPP, nos van a obligar a los adquirentes a adecentar la casa, a aliarnos o a conformarnos con una porción menor del negocio.

Los clientes mandan, y nuestros clientes son los merchant, grandes y pequeños, y a su vez sus clientes: o sea los ciudadanos. Y la PSD2 busca, como cualquier iniciativa política regulatoria, mejorar la vida de todos los ciudadanos europeos. Mejorando los servicios de pago, haciéndolos más accesibles, más seguros, más justos, más económicos, en un entorno de igualdad de condiciones para todos los participantes y competidores.

Y en fin, para facilitar el camino hacia una experiencia de pago cuya mayor virtud hemos descubierto que será la invisibilidad. La mejor experiencia de pago es la que no existe. Y como muestra, ese vídeo viral que os invito a disfrutar sobre la tienda piloto de Amazon Go. No, ese cliente no se va sin pagar.

Termino con una reflexión del aristócrata italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa, príncipe de Lampedusa y duque de Palma di Montechiaro, inolvidable por ser autor de esa obra maestra llamada “El Gatopardo” y de la frase que dio lugar al lampedusismo: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie” (en italiano: “Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi”).

Que disfrutéis todos de unas desocupadas y despreocupadas vacaciones 2017.

Antonio Babío

Enviado desde mi iPhone

Read Full Post »

Rompiendo reglas

Nunca he hablado de mi trabajo en este blog, así que voy a romper una regla. Patrocinio y ponencias de Santander en Secure Payments & ID Congress 2017. Ha sido un evento lleno de contenidos interesantes en un sector en permanente efervescencia.

Por mi parte presenté el proyecto pionero en España de pago contactless en los autobuses de la EMT de Madrid. Un proyecto cuyo éxito se debe a haber contado con los equipos de profesionales de tres partners de lujo: EMT, MasterCard y Santander.

No hay mayor satisfacción que ver un PowerPoint convertido en realidad y subido en más de cincuenta autobuses de la EMT de Madrid.

 

Read Full Post »

Stay

¿Quién no se enamoró en los mighty eighties con esta canción? Please, please, please say you will, quédate conmigo un rato más, y bailabas soñando con otro beso.

Jackson Browne y David Linley nos regalaron esta versión en La 2, para unos pocos, con ese falsete de David que oímos mil veces enamorados. Enormes músicos que ya no sé si son tan buenos porque soy tan viejo, si no será puta nostalgia.

Read Full Post »

Gary Player, ganador del Grand Slam y de 9 majors, o The Black Knight (le llamaban así porque jugaba siempre de negro) es un tipo simpático, y resolutivo como empresario. Y uno de los más grandes jugadores de la historia del golf.

En las fotos estamos en Sevilla en las obras del campo de golf El Zaudín, en la maravillosa finca que era propiedad de los Ruiz-Giménez, en el Aljarafe. Yo trabajaba en la agencia de publicidad de El Zaudín, Backer, Spielvogel & Bates, y aluciné con las instrucciones que iba dando a los técnicos de Gary Player Design: “Aquí quiero unos naranjos alrededor del green, quiero su perfume al patear. En esta calle quiero esos olivos más a la derecha para complicar el segundo golpe. Y ese obstáculo de agua más largo.” Por todo el campo límites y caminos de albero, nada hay más sevillano.

Llegó de Johannesburg por la mañana, hizo la visita de obra, comimos y por la tarde voló a otro continente a supervisar un nuevo campo. Player tenía 57 años, yo 31.

Supervisando el campo de golf de El Zaudín

 

Para la posteridad, era 1992

Read Full Post »

¡Tengo una vida curiosa, señores! Como a Gloria Fuertes me pasan cosas, sí. Buenas, muy buenas. Y malas, malísimas. Y gozo con el amor y con la amistad, como Falstaff; mas sufro con la mentira, con la traición y con la doblez. Como Hamlet.

Pasan cosas, sí, he descubierto esta preciosa pieza de Gloria Fuertes que podéis leer al final. La poesía provoca en cada lector sensaciones diferentes, y a mí esta maravilla me ha trastocado. La oí en la radio, me quedé con un verso y lo escribí en Google. Lo gugleé como dicen los anglosajones, y me pasmé.

Celebramos en 2017 el centenario de esta poetisa genial, ligada a la generación del Postismo, muy conocida por su participación en “Un globo, dos globos, tres globos”. ¡Hay que joderse!

Era una de las grandes autoras españolas del siglo XX, a la altura de Gabriela Mistral. Gloria Fuertes decía cosas sobre la poesía tan bellas como que “antes de contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa”.

Nunca fue reconocida en este país ingrato y antipático. Y es que lo tenía todo en contra: era mujer, lesbiana y pobre.

Este verso de Gloria Fuertes, señores, me ha atravesado el pecho como la espada envenenada de Laertes. ¡Son cosas que pasan y hay que decirlo!

¡Hago versos, señores!

Hago versos señores, hago versos,
pero no me gusta que me llamen poetisa,
me gusta el vino como a los albañiles
y tengo una asistenta que habla sola.
Este mundo resulta divertido,
pasan cosas señores que no expongo,
se dan casos, aunque nunca se dan casas
a los pobres que no pueden dar traspaso.
Sigue habiendo solteras con su perro,
sigue habiendo casados con querida
a los déspotas duros nadie les dice nada,
y leemos que hay muertos y pasamos la hoja,


y nos pisan el cuello y nadie se levanta,
y nos odia la gente y decimos: ¡la vida!
Esto pasa señores y yo debo decirlo.

Todo asusta, 1954. Gloria Fuertes

Google en el Mobile World Congress 2017. Foto AB

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: