Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 marzo 2017

Gary Player, ganador del Grand Slam y de 9 majors, o The Black Knight (le llamaban así porque jugaba siempre de negro) es un tipo simpático, y resolutivo como empresario. Y uno de los más grandes jugadores de la historia del golf.

En las fotos estamos en Sevilla en las obras del campo de golf El Zaudín, en la maravillosa finca que era propiedad de los Ruiz-Giménez, en el Aljarafe. Yo trabajaba en la agencia de publicidad de El Zaudín, Backer, Spielvogel & Bates, y aluciné con las instrucciones que iba dando a los técnicos de Gary Player Design: “Aquí quiero unos naranjos alrededor del green, quiero su perfume al patear. En esta calle quiero esos olivos más a la derecha para complicar el segundo golpe. Y ese obstáculo de agua más largo.” Por todo el campo límites y caminos de albero, nada hay más sevillano.

Llegó de Johannesburg por la mañana, hizo la visita de obra, comimos y por la tarde voló a otro continente a supervisar un nuevo campo. Player tenía 57 años, yo 31.

Supervisando el campo de golf de El Zaudín

 

Para la posteridad, era 1992

Anuncios

Read Full Post »

¡Tengo una vida curiosa, señores! Como a Gloria Fuertes me pasan cosas, sí. Buenas, muy buenas. Y malas, malísimas. Y gozo con el amor y con la amistad, como Falstaff; mas sufro con la mentira, con la traición y con la doblez. Como Hamlet.

Pasan cosas, sí, he descubierto esta preciosa pieza de Gloria Fuertes que podéis leer al final. La poesía provoca en cada lector sensaciones diferentes, y a mí esta maravilla me ha trastocado. La oí en la radio, me quedé con un verso y lo escribí en Google. Lo gugleé como dicen los anglosajones, y me pasmé.

Celebramos en 2017 el centenario de esta poetisa genial, ligada a la generación del Postismo, muy conocida por su participación en “Un globo, dos globos, tres globos”. ¡Hay que joderse!

Era una de las grandes autoras españolas del siglo XX, a la altura de Gabriela Mistral. Gloria Fuertes decía cosas sobre la poesía tan bellas como que “antes de contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa”.

Nunca fue reconocida en este país ingrato y antipático. Y es que lo tenía todo en contra: era mujer, lesbiana y pobre.

Este verso de Gloria Fuertes, señores, me ha atravesado el pecho como la espada envenenada de Laertes. ¡Son cosas que pasan y hay que decirlo!

¡Hago versos, señores!

Hago versos señores, hago versos,
pero no me gusta que me llamen poetisa,
me gusta el vino como a los albañiles
y tengo una asistenta que habla sola.
Este mundo resulta divertido,
pasan cosas señores que no expongo,
se dan casos, aunque nunca se dan casas
a los pobres que no pueden dar traspaso.
Sigue habiendo solteras con su perro,
sigue habiendo casados con querida
a los déspotas duros nadie les dice nada,
y leemos que hay muertos y pasamos la hoja,


y nos pisan el cuello y nadie se levanta,
y nos odia la gente y decimos: ¡la vida!
Esto pasa señores y yo debo decirlo.

Todo asusta, 1954. Gloria Fuertes

Google en el Mobile World Congress 2017. Foto AB

Read Full Post »

Esa mirada

Esta foto me ha acompañado siempre como un rosario de espinas. Soy ciudadano occidental y viajo por el mundo como el que visita un zoo. Disparo con la cámara sin ningún respeto, como es notorio, y robo almas sin pedir permiso. Ahora que el gran gorila berrea eso de America first! mirémonos muy dentro y preguntémonos si lo de Me first! no es un pecado original. Un etnocentrismo altamente reprobable.

Río Chao Phraya. Bangkok

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: