Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1 marzo 2014

Nebraska y Gravity

El domingo volveremos a disfrutar de la ceremonia número 86 de entrega de los Oscar, creada por y para los inventores del grandioso espectáculo del cine. Todo el planeta expectante para conocer el resultado a veces sorprendente, cuando a los académicos les da la gana, y dan un vuelco a las predicciones y tenemos un año a la europea. Películas “raras”, morosas, en las que ocurre mucho pero todo es narrado con lentitud, a la francesa. Este año podemos tener uno de esos en los que dos películas lentas (ese calificativo aniquilador de taquillas) se lleven buena parte de los galardones.

Oscars de salmón y caviar

Oscars de salmón y caviar

Para el domingo por la noche The Academy sugiere unos cachondos menús para los que se quieran animar a celebrar una fiesta con ideas muy especiales, con su receta correspondiente. He aquí un enlace con fotos de los ricos canapés.

Esas dos películas pueden ser ”Nebraska” y “Gravity”. Ambas se desarrollan curiosamente en dos universos paralelos en los que la soledad, el vacío y la nada campan a sus anchas. El estado de Nebraska fotografiado en blanco y negro por Alexander Payne (nacido en Omaha y creador de aquella inolvidable “Sideways”) con enorme maestría, y el espacio desierto y oscuro que todo lo engulle creado por Cuarón en “Gravity”.

“Nebraska” es una de las mejores películas que he visto en mucho tiempo y que además por motivos personales, más me ha tocado el corazón. Bruce Dern apabulla con una actuación en la que llegas a dudar si verdaderamente estará tan enfermo como parece en la película o si está fingiendo. O si no será que no está enfermo y sin embargo sí lo están todos los que le rodean. Una película que habla de la crisis y en la que apenas se menciona su presencia, porque en realidad todo lo envuelve.

Bruce Dern en "Nebraska"

Bruce Dern en “Nebraska”

Un film plagado de pavorosas, bellísimas imágenes del paisaje que recorren durante su viaje por Nebraska un padre y su hijo menor. Un lugar lunático y desolado en el que parece difícil que exista vida humana. Y sin embargo la hay. Un puñado de seres humanos arrasados precisamente por su condición humana, por la dureza de la crisis y por la asfixia del paisaje, tan infinito sin embargo. Payne también da un respiro al espectador con un sentido del humor que hace más agradable tragarse semejante píldora amarga. Tiene aromas de la maravillosa “The Straight Story”, aunque sea menos complaciente que la obra de David Lynch.

Sobre “Gravity” ya escribí mi opinión en su momento: es grande por los mimbres con los que está creada y merece sólo por su originalidad y credibilidad más de un premio.

Sería un gran año si ambas cosecharan estatuillas entre las grandes categorías. “Nebraska” mejor película y mejor fotografía; Alfonso Cuarón mejor director, guión original y efectos especiales por “Gravity”; Bruce Dern mejor actor y June Squibb mejor actriz de reparto por “Nebraska”. Dicen que el Oscar al mejor actor se lo llevará Matthew McConaughey por “Dallas Buyers Club”. Puede ser, le acabo de ver en “El lobo de Wall Street” y en la genial serie de televisión de la HBO “True Detective” (aviso, oscura como “Twin Peaks”) junto a otro fabuloso Woody Harrelson, y se sale; de hecho es el hombre con el que todos los realizadores de prestigio quieren rodar ahora mismo.

Matthew McConaughey y Woody Harrelson en el rodaje de "True Detective"

Matthew McConaughey y Woody Harrelson en el rodaje de “True Detective”

Sería mucho pedir que otra pequeña joya de los hermanos Coen, “Inside Llewyn Davis”, ganara algo. Es una gran película sobre los artistas y el negocio de la música, sobre la coherencia y la suerte, sobre nosotros; y una vez más sobre la ciudad de Nueva York.

“12 años de esclavitud” con un buen puñado de nominaciones, no se merece ni una sola estatuilla. Poco más aporta a la causa de la libertad que lo que ya vimos en Kunta Kinte siendo aún niños. Una buena película que se excede en la morena carne violada y cuyo valor principal es la curiosidad del momento histórico en el que se desarrolla; unos Estados Unidos previos a la Guerra de Secesión en los que convivían estados que defendían la esclavitud con otros en los que los negros eran ciudadanos libres. No he visto “Capitán Phillips”, “Her” del famoso y “moderno” Spike Jonze, ni “Philomena”. Podría ser que “Her” se llevara el del mejor guión original precisamente por la actualidad y originalidad de un tema en el que todos estamos sumergidos: las redes sociales, por las que yo mismo he sido seducido, abducido, adicto, confeso y autoexiliado.

Dejemos el resto de fútiles vanidades mundanas para otras obras que están muy bien, pero que a la vez reflejan un estado de cosas en el mundo más que preocupante. Me refiero a “American Hustle”, con una banda sonora y algunas actuaciones memorables, y a “The Wolf of Wall Street” sobre la que ya hablé aquí y que una vez pasado el tiempo no deja más huella que los rescoldos de un espectáculo de fuegos de artificio.

Puede que no dé ni una, en cuyo caso este mensaje se autodestruirá en 10, 9, 8, 7, 6…

¿Cuál es tu película favorita?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: